Blog

El futuro del trabajo; remoto, global y colaborativo

La naturaleza del ambiente de trabajo ha cambiado significativamente en los últimos años, 2020 ha servido como empujón final para acelerar el cambio. 

La crisis del COVID-19 solo es un elemento más en un ambiente de cambio que está muy influenciado por grandes transformaciones en el panorama geopolítico y social.

¿Globalismo o nacionalismo? ¿Mano de obra corporativa o gig-economy? ¿Trabajo en remoto o vida de oficina? ¿Nueva normalidad o seguir con las viejas costumbres? 2020 nos ha traído más preguntas que respuestas y en esta publicación vamos a abordarlas. 

¿Globalismo o nacionalismo?

A pesar de los titulares tan llamativos a los que estamos acostumbrados sobre impuestos y guerras comerciales, según informa Bloomberg, son los negocios globales los que impulsan el crecimiento económico:

Aunque Trump esté dificultando el comercio con EE.UU con nuevas medidas, el resto de países están rebajando las suyas.

  • A principios de este año, entró en vigor un pacto entre Europa y Japón. El año pasado se firmó otro con Canadá.
  • Japón y otras 10 economías del Pacífico han seguido adelante con el Acuerdo Transpacífico de Cooperación Económica.
  • En África, los países están negociando un acuerdo continental de libre comercio.

Tal y como McKinsey reporta, los sectores tecnológico y servicios son los verdaderos actores de este crecimiento: 

La globalización se encuentra en medio de una transformación. Sin embargo, el debate público sobre comercio se centra a veces en volver al pasado en vez de mirar hacia el futuro.

Los servicios transfronterizos crecen un 60% más rápido que el comercio de bienes, y generan mucho más valor económico que lo que muestran las estadísticas comerciales tradicionales.

En una entrevista reciente sobre su último libro, The Ages of Globalization (Las eras de la globalización), el profesor Jeffrey Sachs explica: 

La globalización no va a desaparecer. El número de terabytes que circulan por todo el mundo es inimaginable y de muy rápida expansión. Fundamentalmente, la tecnología de las comunicaciones y el transporte impulsan la globalización. Eso no va a desaparecer. La era digital será profundamente global. Quizás trabajaremos desde casa, pero puedo garantizar que lo haremos de manera global.

¿Empleados corporativos o gig economy?

La complejidad de los desafíos de los negocios globales demanda un enfoque colaborativo. Las personas que trabajan solas tienen menos posibilidades de superar estos problemas. 

En el libro Rebel Ideas (Ideas Rebeldes), Matthew Syed señala que el cambio del trabajo individual al trabajo en equipo es la tendencia más significativa en la creatividad humana.  Syed apoya su idea con una serie de observaciones indiscutibles:

  • En ciencia e ingeniería, el 90% de los trabajos académicos están escritos en equipo
  • La mayoría de las patentes se conceden a equipos, no a individuos
  • Hace 25 años, la mayoría de los fondos de capital los administraban individuos solos; pero hoy en día, la mayor parte están dirigidos por equipos

Es evidente que el trabajo en equipo es el futuro de muchas industrias, incluso el trabajo online y la gig-economy han cambiado sus relaciones contractuales.

Hasta el modelo de Hollywood de reunir y disolver los grandes talentos para cada proyecto se basa en la comunicación y la colaboración para el éxito.

En palabras del asesor en gestión de conocimiento, Nick Milton:

Para un trabajador del conocimiento, el valor en el trabajo está directamente relacionado con cuánto puede aprender, cuánto puede aplicar lo aprendido y si puede o no compartir los nuevos conocimientos con otros individuos. Y no con cuánto sepa personalmente.

Read our eBook: Remote Learning 101

This is our remote learning bible. It explains why it matters, how to implement a flexible learning scheme and the technology you’ll need to make that happen.

Learn more

¿Trabajo en remoto o vida de oficina?

El debate sobre la permanencia a largo plazo del trabajo en remoto ha ocupado más tuits y columnas que cualquier otro tema de negocios en los últimos meses.

Aunque es poco probable que todos los empleados trabajen el 100% del tiempo en remoto, la aceleración de una adopción más amplia entre los trabajadores de conocimiento es llamativa.   

Los empleados están (en su mayoría) disfrutando más, parece que están mejorando y las empresas más progresistas lo están aceptando.  

Los empleados disfrutan más

De hecho, McKinsey reportó que al 80% de los trabajadores les gusta trabajar desde casa.

Casi un tercio de los trabajadores encuestados por PricewaterhouseCoopers no quieren volver a la oficina, mientras que a un 72% le gustaría trabajar fuera de la oficina al menos dos días a la semana.

El 42% de los trabajadores tiene una visión positiva del trabajo en remoto frente al 14% que tiene una visión más negativa según Wells Fargo y Gallup.

Estamos mejorando

Las cifras muestran que las típicas preocupaciones sobre la disminución de la productividad son infundadas.

McKensey informa que el 41% de los trabajadores dice ser más productivos cuando trabajan desde casa. Por otro lado, el 28% afirma ser igual de productivo que si estuviera en la oficina.

De acuerdo con Korn Ferry, dos tercios de los trabajadores dicen ser más productivos cuando trabajan desde casa.

El sector tecnológico muestra los mayores resultados en el informe de Dice, el 53% de los tecnólogos registran mayor productividad como uno de los beneficios de trabajar desde casa

Las empresas lo están aceptando

Probablemente, el mayor indicador de este éxito es la manera en la que las empresas animan y facilitan el trabajo en remoto a largo plazo.

Grandes grupos tecnológicos ven los beneficios y se suben a la ola del trabajo en remoto, tal y como reporta la revista Forbes en este artículo: 

Salesforce Google, Facebook, Spotify, Slack, Shopify, PayPal y Uber, informaron a sus respectivos empleados que pueden continuar trabajando desde casa hasta el verano de 2021. Algunas empresas, entre las que se encuentran Twitter, Square y Zillow, han dejado claro a sus empleados que pueden trabajar en remoto el tiempo que quieran.

Los comentaristas a menudo se centran en los ahorros de costes de oficina para grandes corporativas. Como señala la revista HR Director, los beneficios para las empresas globales que adoptan el trabajo en remoto son mucho mayores que hacer recortes en la sede corporativa.   

Los jefes de recursos humanos empiezan a darse cuenta, si no lo han hecho ya, de que los equipos globales remotos tienen muchas más ventajas.

En concreto, los equipos remotos son por naturaleza más eficientes, y cuando son globales, aportan insights de valor a los mercados locales, lo que puede aumentar el rendimiento general de una empresa.

Por último, cuando las empresas adoptan el trabajo remoto, implica que la cantera de talento disponible aumenta su tamaño. – Revista HR Director

El futuro es global, en equipo y remoto

Gracias a los avances tecnológicos, podemos trabajar en equipo a través de fronteras y husos horarios. La pandemia ha acelerado la adopción de esta tecnología y ahora los trabajadores y empleados se aferran al trabajo en remoto como nunca antes.

Las empresas globales serán cada vez más dependientes del éxito de los equipos remotos trabajando a través de las divisiones culturales. A diferencia de los equipos locales, los equipos globales remotos se enfrentan a fricciones culturales que pueden entorpecer el camino al éxito, sin importar lo talentoso que sea el equipo, o lo intuitiva que sea la tecnología…

Las organizaciones que combaten las fricciones culturales pueden liberar el poder de la diversidad en equipos globales remotos, esto supone aumento de la productividad, innovación y crecimiento. Los equipos que no lo hacen, se arriesgan a fracasar en cualquier iniciativa de la empresa.

Learnship ayuda a los equipos globales remotos a combatir las fricciones culturales y liberar el dividendo de la diversidad mejorando la fluidez lingüística de las empresas, inteligencia cultural y habilidades de comunicación personal.